Conozcamos a Will Fowler

Kelly Ruscoe; Rebekah Dawes
25 de septiembre de 2016

Leer esta página en:

Union Jack Catalan Flag

 

Will FowlerQuedamos con Will Fowler, director del departamento de Lenguas Modernas en la universidad, para aprender un poco más de lo que hace diariamente. Nos recibió  en su oficina, nos sirvió una taza de té y se preparó para abrirnos su corazón con respuestas a nuestras preguntas…

 

TODO SOBRE TI

Kelly: ¿Dónde naciste y creciste?

Will: Yo nací en Barcelona de padre inglés y de madre catalana: por eso me llamo Will Fowler y no Guillem Luffit (se ríe). Entonces nací en Barcelona y me formé en Barcelona, o sea que yo crecí en Barcelona, fui a un colegio inglés en Barcelona y entonces yo hice O-Levels (los GCSEs de antes) y A-Levels en Barcelona, en un colegio inglés en Barcelona. Y entonces con 19 años me vine a Inglaterra a estudiar.

 

Rebekah: Tengo una pregunta que no está escrita, ¿puedo? Has dicho que tienes madre catalana y padre inglés: ¿cuántas lenguas hablas como lenguas maternas?

Will: Lenguas maternas hablo inglés, castellano y catalán.

 

Rebekah: ¿Y cómo se hace? Que mi novio tambien es español…catalán… lo que sea, y si tenemos niños, no sabemos qué hacer.

Will: Es una pregunta muy personal, ¿no? Es una decisión muy personal, entonces yo creo que habrían por ejemplo compañeros míos catalanes que hablan ya catalán en casa porque pensarían que el castellano lo aprenderán fácilmente porque sería el idioma que se aprende en todas partes y el catalán es su idioma de identidad que los define, ¿no? En mi caso, yo pensé al revés: yo pensé que si les hablaba catalan en casa, entonces solo pueden hablar con ocho millones de personas que si hablamos castellano en casa, pues pueden hablar con más de, ¿qué son?, cuatrocientos millones de hispanohablantes y el catalán lo aprenderían en los veranos cuando íbamos. Pero esto es una opción personal (se ríe)

Rebekah: Vale. (justificando) Es importante para mí.

 

Kelly: ¿Tienes alguna memoria destacada de tu infancia que quieras compartir con nosotras?

Will: Pues ha sido una memoria destacada es que durante mi infancia iba… vivíamos en una parte del sur de Barcelona donde había una comunidad de exiliados uruguayos. Porque en los años setenta había una dictadura en Uruguay. Todos mis amigos de infancia eran uruguayos, o, sea, en mi grupo de amigos eran uruguayos. Y cuando jugamos al fútbol, en vez de jugar a fútbol en términos de Barcelona contra Español o Barcelona contra Real Madrid, éramos Peñarol y Nacional, que eran los dos equipos de Montevídeo. Y entonces un buen día, ya terminándose la dictadura, se fueron todos a Uruguay y me quedé sin amigos. Y no entendía, ¿no? De repente estaban aquí y de repente ya no estaban.

 

Kelly: ¿Qué estudiaste en la universidad, y dónde?

Will: En la universidad, fui a la Universidad de Bristol, y estudié arte dramático y español. Porque en aquella época yo quería ser director de teatro y actor: eso es lo que quería ser. Y entonces en la universidad descubrí que me apasionaba mucho más la historia y los estudios hispánicos y la literatura y abandoné mi carrera en el mundo de teatro y ya me dediqué a ser académico.

 

Rebekah: ¿De cuál parte de Barcelona vienes?

Will: Nací en Sant Gervasi, el barrio de Sant Gervasi en Barcelona. Está por encima de la Diagonal.

 

Kelly: ¿Has trabajado en otras universidades? ¿Por qué St. Andrews?

Will: Sí, trabajé, antes de venir aquí, trabajé durante cuatro años en el politécnico de Leicester, que se llamaba el Politécnico de Leicester el primer año que estuve allí, entonces se cambió de nombre, se cambió en Demontford University. Y estuve allí cuatro años y entonces vine aquí en 1995, hace 21 años.

 

TU TRABAJO

Kelly: ¿En qué consiste tu rol como encargado de la facultad de lenguas modernas?

Will: Entonces tenemos una escuela que funciona, yo creo, bajo un sistema federalista donde cada departamento tiene su jefe de departamento y tiene su cultura y su tradición y su modo de hacer las cosas. Dijéramos que mi rol es un poco lograr que todos estemos trabajando siguiendo unas pautas semejantes mientras que se respeta, por el otro lado, la diversidad de la escuela, ¿no?. Entonces es lo que buscamos es unidad pero no uniformidad.

 

Kelly: ¿En qué te especializas?

Will: En términos de mi investigación, yo me especializo en la historia de México, sobre todo la historia del siglo XIX y sobre todo las tres décadas que van desde el logro de la independencia hasta la mitad del siglo XIX, hasta la reforma.

Kelly: ¿Cuántos libros has publicado o editado?

Will: (se ríe) A ver, son bastantes. Yo creo que tengo cinco libros que son sólo míos, dijéramos monografías. Y tengo, creo que ya, catorce libros que yo he coordinado o editado. Pero igual hay más, ¿eh? He perdido la cuenta (se ríe).

 

Kelly: ¿Puedes describir un día típico en la vida de un profesor de la Universidad de St. Andrews?

Will: En mi caso, no hay días típicos porque al ser jefe de la escuela, cada día pasa algo inesperado, ¿no? Entonces no hay un día típico. O hay problemas que hay que resolver o hay mini crisis en un lado u otro o hay muchas reuniones para planear sobre el futuro, para buscar estrategias por ejemplo. Ahora estamos teniendo reuniones sobre Brexit y cómo vamos a afrontar eso, cosas así, ¿no? Por otro lado, también está la cuestión de dar clases, preparar las clases, corregir los deberes cuando empiecen a llegar los deberes, encontrar tiempo en el semestre para ir investigando, escribiendo, leyendo, solicitando becas, ¿no? Hay múltiples actividades.

 

Rebekah: ¿Qué te gusta más de dar clases?

Will: A mí me encanta dar clases: disfruto mucho y disfruto mucho por la relación que se establece con los estudiantes, ¿no? O, sea, es el diálogo. Creo que el bonito es que no sólo uno, pues, disfruta enseñando pero disfruta aprendiendo enseñando. También yo aprendo mucho enseñando.

 

Rebekah: Y creo que tienes – creo, ¿eh? – reputación de ser un profesor guay, ¿no?

Kelly: ¡Sí! Esto es verdad, sí.

Will: (se ríe) Bueno, esto no lo yo sé pero me parece muy bien.

 

Kelly: ¿Prefieres enseñar clases de cultura/historia/literatura o clases de lengua española? ¿Por qué?

Will: Me gusta todo. O, sea, yo creo que lo divertido de dar clases de lengua es que de alguna manera llegas a conocer mejor a los estudiantes porque son grupos más pequeños y simplemente en la práctica de las clases inevitablemente acabas hablando de cosas y llegas a conocer mejor a los estudiantes: sus personalidades y sus problemas y lo que les gusta y lo que no les gusta. Por el otro lado, como mi especialidad es historia, y también tengo una formación de literatura, pues también disfruto precisamente dando esas clases que se basan más en un conocimiento profundo de mis temas de investigación. Eso también lo disfruto mucho. Y disfruto también, no sólo con los estudiantes de licenciatura, pero también ya los estudiantes de postgrado. Porque también no sólo enseñamos a los estudiantes de postgrado: tenemos estudiantes que hacen la maestría o el master o aquí lo llamamos un MLitt porque es Escocia o estudiantes de doctorado. Entonces tengo tres estudiantes de doctorado, cada uno trabajando temas que tiene que ver con México (surprise surprise) y eso también es interesante porque claro su investigación resulta tan interesante como mi investigación.

 

Rebekah: ¿Quieres decir algo sobre tu clase de México para tener más estudiantes… para publicarla?

Will: (se ríe) De hecho, tenemos ya demasiados estudiantes en la clase de México y lo que queremos es… estamos ahora precisamente en el departamento español buscando quizás la posibilidad de ofrecer más optativas para que haya más, dijéramos, variedad de opciones, para que los estudiantes escojan y no todos vayan a ciertos módulos que parece que atraen más y más estudiantes. Es un módulo fascinante, obviamente, porque trata sobre México en el siglo XIX y cómo fue un país de ser una colonia a un país, dijéramos, quizás moderno en cuestión de un siglo.

 

Kelly: Soy ahora un estudiante de Junior Honours: ¿qué consejo me darías para el primer semestre de estos dos años?

Will: Trabajar mucho. Yo creo que lo importante es trabajar, es disfrutar trabajando, disfrutar estudiando y también encontrar tiempo para hacer actividades que hacen los estudiantes: tener discusiones en las cocinas por las noches hasta bien tarde para resolver los grandes problemas del mundo y aprovechar del tiempo, aunque parece que no tengáis tiempo, porque tenéis tantas tareas y tantas clases, sin embargo una vez que terminéis la universidad veréis que es verdad que sí que no hay tiempo. Entonces ahora hay tiempo para además explorar, experimentar: no sólo estudiar. Este es mi consejo.

 

Rebekah: Y para Senior Honours, ¿o es igual?

Will: Yo creo que es los mismo sólo que claro con Senior Honours está la preocupación de lo que viene después, ¿no? Entonces hay que también pensar un poco en el futuro. Pero lo importante de todas maneras también es terminar los estudios bien entonces tampoco no dejar que la búsqueda de trabajos impacte y todavía disfruta de la vida de la universidad.  

 

PREGUNTAS DIVERTIDAS

Kelly: ¿En cuántos países has vivido? ¿Cuál prefieres y por qué?

Will: A ver, he vivido obviamente en España, en Inglaterra, en Escocia y en México. Todos los lugares han tenido su encanto y los he disfrutado entonces sería difícil decir. Obviamente Barcelona para mí… supongo que tiene un lugar especial en mi corazón porque es donde nací y donde me formé, pero también siento un afecto muy profundo por México, especialmente la provincia de Veracruz, y también la ciudad de México. Y la verdad es que soy muy feliz en St. Andrews, esto es idílico. No tengo nada negativo que decir sobre ningunos de los lugares donde he vivido.

 

Kelly: ¿Tienes una palabra española preferida?

Will: Una palabra española favorita… No sé, hay demasiadas. Lo que sí que me gusta es la palabra catalana, que es “visca”.

 

Kelly: Visca… ¿Qué significa?

Will: Viva
Pues, ¡visca, Will Fowler! Hasta la próxima.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *